Los alumnos de ESO y Bachillerato han subido y orado en El Puerto, la pasada semana. Gracias a Dios, de nuevo pudimos volver a rezarle a la Virgen del Puerto en el mes de mayo. La oración fue preciosa y llena de ternura.